Helados Caseros de Mango y Mora

El verano ha adelantado estrepitosamente por la derecha y se ha encajado a primeros de junio, sin aviso, sin compasión, sin vergüenza ninguna, cogiéndonos con los congeladores vacíos… Pero ya está, una cosa es aguantar la que nos está cayendo encima, y otra no ponerle solución. Y para eso en parte, (mejor dicho la parte del congelador), ya estoy yo aquí con estos maravillosos helados caseros de mango y mora.

Además, prometo quedarme todos los lunes del verano ya sea aquí en el blog, en nuestro Instagram, con una receta fresquita, directa del congelador. Puedo prometer y prometo, que cada lunes publicaré una nueva receta de helados. Fáciles, sin que haga falta heladera, ni ingredientes que sean más difíciles de encontrar. ¿Me acompañas en esta aventura veraniega?

Helados Caseros de Mango y Moras
Helados Caseros cubiertos de chocolate blanco

HELADOS CASEROS SIN HELADERA

El principal problema siempre a la hora de hacer helados en casa, es que en la mayoría de los casos, no tenemos heladera. Y aunque a día de hoy, hay muchas a precios competentes, no deja de ser un “tiesto” más que sólo vamos a usar en una época concreta del año.

Personalmente, he intentado hacer helados muuuuchas veces, pero siempre cristalizaban y la sensación al comerlos distaba muchísimo de los helados cremosos artesanales. Por lo que más de una vez he desistido en mi intento y he tenido que tirar, lo reconozco, de helados comerciales…

Por otro lado, y aunque esto no siempre sea necesario ni mucho menos siempre pueden hacerse en modo “tarrina”, no he tenido moldes que me hagan ver el helado apetecible, que sean individuales y fáciles de desmoldar. Quizás siendo esto último lo más importante.

¡Pero se acabaron las lamentaciones! No hacen falta heladeras, he dado con la clave para que no cristalicen y tengo, aunque no necesarios, moldes competentes. ¡Vamos allá!

RECETA HELADOS CASEROS DE MANGO Y MORA

Helados Caseros de Mango y Mora.
Helados rellenos de mermelada de moras

Truco número 1, para que los helados salgan cremosos, hay que congelar la fruta previamente cortada en dados.

Truco número 2, uno de los ingredientes debe ser líquido o cremoso. Véase leche, leche vegetal, yogurt o queso fresco.

Truco número 3, puedes usar mermeladas o mantequillas de frutos secos, para darle una cremosidad extra. En este caso he usado mermelada casera de moras (prometo dar pronto la receta).

INGREDIENTES:

Con estas cantidades tendrás para 6 polos de unos 180ml. Yo he usado dos modelos de moldes de Silikomart como estos y estos.

  • 400gr de mango previamente congelado.
  • 200ml de leche de coco (la que ha admitido).
  • 6 cucharadas de mermelada casera de moras.

Para la cobertura (opcional).

  • 180gr. aprox de chocolate blanco sin azúcar.
  • 3 cucharadas generosas de aceite de coco.
  • Pistachos picaditos para decorar.
Helados Caseros cubiertos con trocitos de pistachos
Cobertura de chocolate blanco con trocitos de pistachos.

PROCEDIMIENTO

1.- Pelar y trocear el mango y congelarlo previamente, al menos unas 8 horas.

2.- Una vez congelado, triturarlo en un robot de cocina o picadora que tenga bastante potencia, junto con la leche de coco. Te aconsejo que primero agregues la mitad, y vayas echando poco a poco. La consistencia que vaya adquiriendo es la textura que mas o menos tendrá tu helado después.

3.- Verter en un molde de helados como el que te he enseñado antes, hasta la mitad. Agregar una cucharadita de la mermelada de mora en el centro e insertar el palito. Continuar llenando hasta el borde del molde.

4.- Llevar al congelador al menos unas tres horas para que vuelva a cuajar.

Pasadas estas tres horitas podemos desmoldarlos y preparar la cobertura, comerlos así directamente o guardarlos de manera individual de nuevo en el congelador para que estén listos para comer cuando queramos.

Helado casero de mango y moras
Helados caseros listos para comer cuando queramos, ¡deliciosos!

SI DECIDIMOS PONERLE COBERTURA.

1.- Vamos a fundir el chocolate al baño maría o con toques de microondas en el modo “descongelar” (tarda más, pero nos aseguramos de que no se nos queme el chocolate).

2.- Vamos incorporando el aceite de coco cucharada a cucharada e integrándolo bien. Cuando agregues una cucharada de aceite, te recomiendo que lo hagas fuera del fuego retirando por un momento el cazo del baño maría. El chocolate estará listo cuando tenga la consistencia de un líquido espeso.

3.- Coge los polos por el palito boca abajo y báñalos en el chocolate. Mójalos en los pistachos picaditos o decora al gusto y sujétalos boca abajo durante 30 segundos y el chocolate se solidificará por si sólo.

Al igual que antes, puedes comerlos directamente o guardarlos de nuevo en el congelador.

Como habréis observado no he utilizado endulzantes, porque el mango ya era bastante dulce. La leche de coco podéis sustituirla por cualquier otra leche, pero os aseguro que la de coco le viene genial a esta combinación. La consistencia del helado una vez hayamos triturado todo, debe ser densa, lo ideal es que podamos ponerla boca abajo y no se caiga.

¡Espero que os hayan gustado estos helados caseros de mango y moras! Si es así, házmelo saber, déjame un comentario o comparte la receta para que todos sepan que hacer helados en casa, es facilísimo y delicioso.

¡Nos vemos prontito!

Ana.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies